Universidad de Talca

Salustio Sánchez Carmona (1913 – 1965)

SLIDE SALUSTIOCORREGIDO

En pleno ejercicio de los cargos de Presidente de Rangers y comandante del Cuerpo de Bomberos de Talca, Salustio Sánchez Carmona dejó de existir el 21 de julio de 1965 tras protagonizar un accidente de tránsito cuando realizaba los trámites de sepultación de un voluntario de Bomberos. Murió abruptamente a los 52 años y en la cúspide de un proyecto social que abrazó con pasión, y del cual dejó testimonios nítidamente recordados por todas las instituciones y causas que emprendió.

Para dimensionar su memoria y su incansable vida de servicio público, presentamos a ustedes una recopilación de fotografías, cartas y recortes de prensa que desde hoy estarán disponibles para la investigación gracias al archivo de Benito Riquelme.

Salustio Sánchez Carmona nació en Talca el 29 de septiembre de 1913. Sus padres habían emigrado desde Valparaíso tras el infausto terremoto de 1906, para forjar en la capital del Maule una empresa de compraventa de frutos del país y comercio de abarrotes que muy pronto se consolidaría en el gran emporio “Valparaíso”. El innovador negocio abasteció a la provincia con productos nacionales e importados, enfocándose visionariamente en la venta al por mayor.

Cursó estudios primarios y secundarios en el Liceo de Hombres de Talca desde donde egresó a comienzos de la década de1930. Creció mirando el ingenio emprendedor de sus padres para integrarse de lleno a esta actividad comercial, que más tarde fortalecería bajo su administración, realizando las primeras importaciones de productos desde Brasil.

Paralelamente, y movido por un profundo sentido de “servicio ciudadano”, integró las principales instituciones políticas, sociales, y deportivas de Talca, demostrando un infatigable espíritu humanista y de apoyo a los desposeídos.

Rangers, 1961-1965

Bajo su administración, entre 1961-1965, Rangers obtuvo el vice campeonato nacional, inscribiendo su nombre en esa entidad centenaria no sólo por un pulcro y eficiente manejo financiero, sino también por su buena visión del fútbol. Según relatan sus familiares cercanos, era tanto el amor al club que en su casa siempre había un almuerzo para los jugadores que no tenían los recursos, e incluso muchas veces pagaba él mismo los cheques de sus sueldos, sin cobrarlos después al club. Eran otros tiempos, muy lejanos a las dirigencias actuales del fútbol profesional. Por acuerdo del directorio, y tras su muerte, el salón principal del club fue bautizado como “Sala Salustio Sánchez”.

El “Incandescente”

Aunque sus orígenes están en La Rioja, España, su padre, Salustio Sánchez Harriguel, nació en Valparaíso, donde contrajo matrimonio con Margarita Carmona Fuentes, proveniente de Iquique. Desde esa época, y como si fuera un pariente lejano y querido, circula en la familia la historia del “Incandescente”, personaje que reseñan Joaquín Edwards Bello, Coke Délano, Alfonso Calderon y Roberto Merino.

Salustio Sánchez Oteíza se llamaba este “dandy” del centro de Santiago que vestía con estrafalaria elegancia por los días del centenario y que, cual mito urbano, se ha convertido en un miembro espectral de la familia Sánchez en Talca. Según Alfonso Calderón, debía su apodo ‘El incandescente’ “al aspecto de luminaria de su rostro”, y a que poseía: “el secreto del cual se podía extraer platino del aire”.

Almacenes Valparaíso

Los almacenes Valparaíso antecedieron a los supermercados actuales. Salustio Sánchez Carmona fue co-propietario y administrador de la cadena que fundó su padre. La empresa tenía una casa matriz ubicada en calle 11 Oriente, y dos sucursales, una en calle 18 Oriente y otra en Uno Norte con 9 Oriente, la que posteriormente fue trasladada a Uno Norte y 4 Oriente. Durante la administración de Salustio hijo, obtuvo el negocio familiar la distribución para Talca de la Compañía Chilena de Tabacos y se importaron productos desde Brasil.

Una ciudad paralizada

Salustio Sánchez Carmona contrajo matrimonio el 24 de julio de 1938 con la talquina Elvira Muñoz, tuvo 5 hijos: Salustio, Arnoldo, Patricio y las mellizas María Elvira y María Margarita.  Su inesperada muerte motivó diversas reacciones y no se olvidó. El Cuerpo de Bomberos de Talca bautizó su flamante carro Carniva Berliet con el nombre del desaparecido comandante. En la emotiva ceremonia, efectuada en el tercer aniversario de muerte, Elvira Muñoz, su viuda, fue investida como madrina del prestigioso vehículo destinado a combatir incendios en la ciudad.

El Diario La Mañana consignó la tragedia que enlutó a cientos de talquinos y que es importante recordar porque fue calificada como “muerte en acto de servicio”. Según informó el18 de julio de 1965: “Eran las 23.30 horas cuando un camión que viajaba por la 8 oriente hacia el norte chocó violentamente el auto del señor Sánchez, que viajaba por la 2 Norte hacia el poniente…”. Poco antes de las 23 horas de esa noche había fallecido el voluntario de Bomberos Gustavo Daigre. “Salustio Sanchez hacía las gestiones de traslado del extinto a su domicilio cuando sufrió el accidente”.

El senador Rafael Tarud le rindió homenaje en la sesión legislativa del miércoles 4 de agosto de 1965. Dijo frente a la honorable audiencia que el funesto incidente ocurrió “mientras realizaba gestiones para atender a la sepultación de un voluntario del Cuerpo de Bomberos de Talca”, por lo que fue oficialmente calificado por esa institución como “muerte en acto del servicio”. El deceso produjo en Talca innumerables muestras de afecto, incluyendo la referida alocución en el Honorable Senado de la República del senador Tarud Siwady, quien destacó los inusuales atributos de este personaje público, calificándolo de “servidor de la comunidad”.

Su adiós paralizó a la ciudad; al sepelio concurrieron en masa los talquinos de todos los sectores, incluyendo la barra de Rangers. Fueron todos, a pesar -recuerda Tarud- “del inclemente temporal que azotaba la ciudad”

El bien común

Salustio Sánchez fue Presidente de la Junta de Vecinos de la población Oriente de Talca. Arribó en 1937 a la institución comunal creada en 1924, siendo electo presidente por cinco periodos y miembro del directorio.

Sus vecinos testimonian en cartas y archivos que el vecino señor Sánchez Carmona contribuyó a la creación del Club Deportivo Oriente, en 1942, y a la fundación de la Cuarta Compañía de Bomberos, además de concretar adelantos urbanos y obras de progreso que permanecen hasta hoy.

Al Cuerpo de Bomberos de Talca ingresó en 1930, siendo capitán de la Primera Compañía desde 1945 a 1951. Fue designado miembro honorario de la Primera Compañía en 1947 y miembro honorario del Cuerpo de Bomberos en 1951, año en que asumió como Comandante de la Primera Compañía, hasta su muerte en 1965.

Al partido Socialista de Chile entró en 1932, en los albores de esa tienda política, siendo regidor por ese partido en la Municipalidad de Talca desde el 6 de abril de 1947 hasta el 20 de marzo de 1950.

Desde el municipio cumplió una prolífica sucesión de obras de adelanto para la ciudad. Lo hizo siendo un militante socialista, pero por sobre todo, actuando como un libre pensador. “Sus amigos formaron vasta legión, que abarcaba todas las ideologías y opiniones”, reseñó Tarud en su homenaje en el Senado.

La Logia Masónica “Voltaire 18” lo aceptó como hermano el 14 de noviembre de 1942, desde donde realizó un fecundo trabajo de conocimiento y solidaridad social.

La ciudad de Talca y el Congreso Nacional le brindaron un memorable adiós impreso en registros de prensa, cartas, fotografías, testimonios y discursos. En el Museo Bomberil de Talca hay un busto de Salustio Sánchez Carmona realizado por el escultor talquino Gastón Pérez, y en la galería de Comandantes de la Institución, está su retrato, pintado por el artista Luis Franklin Jiménez.

 

 

Comparte esta entradaShare on Facebook