Universidad de Talca

Linares

SLIDE LINARES

La fundación de Linares, al igual que la de otras ciudades del Maule, se llevó a cabo después de un largo proceso. Se inició el 30 de septiembre del año 1755. En esta fecha, se dispuso su fundación con el nombre de San Javier de Bella Isla, pero esta disposición no se materializó. Trece años más tarde, por Real Cédula de 25 de junio de 1768 se disponía nuevamente la creación de una villa en este sitio, pero esta disposición tampoco se llevó a efecto.

Finalmente, su fundación se llevó a cabo el día 23 de mayo de 1794, bajo el mandato del Gobernador de Chile don Ambrosio O’Higgins, quien deja esta tarea en manos del Intendente de Concepción don Francisco de la Matta Linares. Para dar cumplimiento a la misión encomendada, la autoridad realiza una visita al Partido de Cauquenes del que formaba parte la región linarense. Llevó a cabo el reconocimiento de los terrenos y parajes ofrecidos para erigir la nueva villa, decidiendo aceptar para trazar el casco de ésta y efectuar el repartimiento de chacras a los pobladores, “la donación de las mil cuadras de tierra que había cedido de su estancia de Pilocoyán la señora Vásquez”.

Juan Mujica de la Fuente (1945), en su obra Historia de Linares, establece que los terrenos elegidos para llevar a cabo la fundación de la nueva villa, estaban ubicados entre los ríos Ancoa y Achibueno. Pertenecían a la estancia de Pilocoyán, propiedad perteneciente a doña Ángela Vásquez. Según el autor estos terrenos eran los más adecuados porque reunían entre otras las siguientes características: “un lugar plano de competente elevación, firme, igual y muy a propósito para situar la villa, extenso, cómodo y fértil en todo su distrito y campañas inmediatas, abundante de leña y agua con tanta copia que a muy poco costo se puede echar a la villa cuanto se necesite del río Ancoa, y traerla en disposición de regar con ella todos los llanos contiguos; fácil de la providencia de madera de ciprés, roble y otras de buena calidad, pues dista de la situación a la montaña de la sierra nevada cinco a seis leguas de modo que puede conducirse en carretones y a muy poco costo cuanta sea necesaria”.

La nueva villa nace bajo el nombre de San Ambrosio de Linares. Según establece Gustavo Opazo Maturana (1942), en su obra Historia de Talca 1742-1942, este nombre fue otorgado por los propios vecinos en honor al Gobernador de Chile don Ambrosio O´Higgins y al Intendente Francisco de Matta Linares, “O´Higgins, viendo el empeño de Linares, le rogó por nota que le pusiese a la nueva Villa San Francisco de Linares, más éste se excusó; los vecinos resolvieron la cuestión y la llamaron San Ambrosio de Linares, nombre del Gobernador y apellido del Intendente”.

Marta Águila, en su artículo titulado San Ambrosio de Linares, publicado en diario La Mañana de Talca, establece que don Francisco de Matta Linares fue quien solicitó a don Ambrosio O’Higgins la fundación de una ciudad en la Isla de Maule. “Este don Francisco fue alma y vida de los trabajos de fundación y en compañía de Martínez de Rozas, vigilaron y dirigieron todo”.

Comparte esta entradaShare on Facebook