Universidad de Talca

Liceo Blanco Encalada

slide-liceo-blanco-encalada2

 

El Liceo Blanco Encalada es fundado en Talca el 15 de noviembre de 1911 por la religiosa Adoratriz del Supremo Sacramento Sor Luz Antúnez Vergara, quien dejó su testamento destinado a la creación de un colegio de enseñanza humanística para Talca dando inicio a cursos de preparatoria, dirigido por el presbítero Marcos Tabuenca y asesorado por un grupo selecto de profesores, llegando a ser uno de los liceos más modernos de la provincia.

La obra educacional del Liceo Blanco Encalada de Talca se inspirada en la enseñanza de San Juan Bautista de la Salle.  Nace al alero del Instituto de los hermanos de las Escuelas Cristianas, que posteriormente adquiere el carácter de congregación no eclesiástica, ninguno de sus miembros son sacerdotes. El colegio, inspirado en una cultura mayor para el mundo, genera una fuerza renovadora y dinámica que impulsa hasta la actualidad los ideales de amor al trabajo y al estudio.

Luego de un año de funcionamiento, el liceo se traslada a un local con mayor capacidad, tomando la dirección el reverendo hermano Juventino. En 1913 llega al colegio el reverendo hermano Tomás de Aquino, quien cumpliera sus funciones hasta su fallecimiento en 1931. Esta situación provocó gran dolor en el alumnado y la comunidad talquina. Su deceso fue considerado como la pérdida del Padre Espiritual, llamado también el apóstol generoso.

Por medio de las gestiones del obispo de Linares, Miguel León Prado, se adquiere la propiedad de 1 Oriente esquina 4 Norte, edificio ocupado hasta la actualidad. En 1914 el liceo alcanza fama y prestigio, principalmente por los éxitos académicos de sus estudiantes, mostrando altos rendimientos escolares. Su matrícula alcanza los 200 alumnos.

En 1917 es creado el 4° año de Humanidades y el internado para recibir a los hijos de los hacendados de la zona, se adquieren nuevas propiedades al lado poniente del espacio ya construido, logrando tener toda la manzana al servicio de Liceo Blanco Encalada. En 1938 se inicia la construcción del edificio de 1 Oriente esquina 4 Norte bajo la dirección del Hermano Domingo.

El terremoto de 1939 afectó fuertemente a Talca,  favorecieron a la institución en la obtención de un préstamo al Ministerio de Vivienda que permitió reparar construcciones y seguir creciendo. La capilla fue edificada en 1944, al año siguiente la biblioteca. La piscina olímpica se construye en 1954, gran novedad para la época. Los profesores y los alumnos crean una sala de radio que proporciona entretención durante los recreos, se dispone de un casino y se da inicio a la obra gruesa del gimnasio, llegando a tener canchas de futbol y baby futbol.

Los hermanos de las Escuelas de la Caridad dejaron una huella en la obra educacional inspirada por el santo Juan Bautista De La Salle y reconocido como gran educador del siglo XVIII.  Sus ideas fueron innovadoras y revolucionarias en su época, siendo el primero en determinar que la enseñanza debe realizarse en la lengua materna desde sus inicios, al contrario de como se hacía generalmente, en latín.

El Liceo Blanco Encalada cuenta entre sus ex alumnos destacados abogados, médicos, ingenieros, personalidades púbicas, entre los que encontramos: cardenal Raúl Silva Henriquez, obispo Alejandro Jiménez Lafeble, sacerdote Jesuita Oscar Gana Mandiola. Destacaron profesores como Bernardino del Picó, Víctor Castro y Rodolfo Seguel, en política el diputado Guillermo Donoso Vergara, el alcalde de Talca Galo Lavín.

En septiembre de 1986 se propone el cambio de nombre y pasa a llamarse Colegio de La Salle.

Comparte esta entradaShare on Facebook