Universidad de Talca

Lautaro Mardones Bascuñán (1918 – 2014)

Pionero de la enseñanza de la ingeniería en Talca

 

Lautaro Mardones Bascuñán nació en Pampa Unión (Antofagasta) el 15 de junio de 1918. Tuvo ocho hermanos con los cuales compartió  la casa paterna en la oficina salitrera Francisco Puelma. Fue ingeniero, docente del Liceo Industrial y uno de los fundadores de la Universidad de Talca, masón de la Logia Voltaire N°18 e hijo ilustre de la capital regional del Maule.

Hijo de comerciante, al cual ayudó desde niño en algunos trabajos relacionados. Sus estudios primarios fueron realizados en la Escuela de Minas de Antofagasta. En su adolescencia se trasladó a Chacabuco, para luego emigrar a Santiago, donde egresaría de Técnico Mecánico para incorporarse a las Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile (FAMAE).

Hacia comienzos de la década de 1940 se desempeña como dibujante en el Departamento de Ingenieros de la Compañía Salitrera de Tarapacá y Antofagasta.

Debido al proceso de industrialización que se desarrollaba en nuestro país hacia fines de la década de 1930 y las necesidades técnicas e industriales que esto acarreaba, la Escuela de Artes y Oficios de Santiago crea la Escuela de Ingenieros Industriales en 1940 desde donde Mardones egresó en 1941.

Visionario inventor

Hacia fines de la década de 1940 ya se destaca como profesional en el Departamento de Minas del Ministerio de Economía. El diario El Sur del 24 de octubre de 1947 destacó a Lautaro Mardones como parte del equipo de ingenieros dedicados a la formación de una nueva aleación (antracita) capaz de reemplazar el coque metalúrgico, el que debido a su lejanía paralizaba la industria metalúrgica de Chile. El desarrollo de este avance demostró buen rendimiento y bajos costos. Recordemos que el coque metalúrgico provenía de Inglaterra y Estados Unidos, países ambos involucrados directamente en la Segunda Guerra Mundial, conflicto que limitó su flujo comercial durante gran parte de la década.

El 3 de mayo de 1957 obtuvo el  título de especialidad en Mecánica por la Universidad Técnica del Estado. En 1958 se instaló en Talca, asumiendo como Director de la Escuela Superior Industrial de esta ciudad. En 1959 ingresó al Colegio de Ingenieros.

En la entrevista realizada por la Universidad de Talca el 20‎ de ‎octubre‎ de ‎2011, Lautaro recordó cual fue su primer acercamiento con esta ciudad: “Yo trabajaba en el Departamento de Minas y por razones (…) de política me echaron, y me fui a hacer clases en la Escuela Industrial de Ñuñoa. Y después me encuentro con un amigo, que iba viajando, y me dice: Oiga Don Lauta (había sido alumno mío) hay una vacante de Director del Liceo Industrial de Talca”. Acto seguido, comentó que obtuvo el cargo de inmediato y que en su desempeño remodeló la escuela, construyó la biblioteca, preparaba guías y apuntes adecuados, en otras palabras, organizó la escuela. En el Liceo Industrial nacen sus contactos para la posterior ejecución del proyecto universitario talquino, y también sus primeros contactos con la masonería.

Universidad Regional

En 1957 se realizó en Talca el Seminario de Estudios Regionales donde se analizó la necesidad de contar con un centro de enseñanza superior en la zona. En la sesión plenaria realizada ese año se designó una comisión que quedó integrada por numerosos personajes, entre ellos Lautaro Mardones. Fue él junto a Juan C. Bravo quienes efectuaron las diligencias tendientes a lograr que la Universidad Técnica del Estado abriera una sede en Talca. Horacio Aravena era el rector de la Universidad Técnica y mantenía una amistad con Lautaro Mardones. El diario La Mañana de mayo de 1962 destacó a Lautaro por la realización de estudios estadísticos y pedagógicos de gran valor con la intención de argumentar la necesidad de abrir una universidad talquina.

Es en este contexto el Director del diario La Mañana, Juan Crisóstomo Bravo dispuso de su automóvil para viajar junto a Lautaro Mardones a Santiago, con la convicción y entusiasmo en tener una reunión con Horacio Aravena. En la entrevista del 20 de octubre de 2011 (disponible en el Centro de Documentación) Lautaro recordó que el automóvil en el cual viajaban se detuvo por problemas técnicos en San Bernardo. Tal era el ímpetu por crear una universidad en Talca que utilizaron como transporte una carreta de feria para llegar a la reunión con Horacio Aravena. Tal como decía Lautaro Mardones, hay que tener convicción, pero “por sobre todo ganas de hacer las cosas”. Sus esfuerzos finalmente prosperan en 1960 cuando se autoriza la impartición de cursos universitarios en Talca.

Reconocimientos

En 1980 Lautaro Mardones obtuvo su primer reconocimiento, en aquella ocasión como el mejor académico de la Universidad Técnica del Estado en Talca.

Mardones no sólo contribuyó a la creación del Centro Universitario de la Universidad Técnica del Estado (actualmente Universidad de Talca), sus sentimientos laicos y aspiraciones educaciones lo llevan a colaborar en la fundación  del Colegio Concepción de Talca, inaugurado el 30 de noviembre de 1996. Colaboró, además, en la fundación del Consejo Zonal del Colegio de Ingenieros, el que presidió hasta 1996.

En 1997 se retiró de la vida académica y en el año 2008, debido a sus destacados aportes al desarrollo técnico-educativo local, la Ilustre Municipalidad de Talca le otorgó la merecida distinción de Ciudadano Ilustre.  Su calidad de Ciudadano Ilustre fue motivo para que durante el mismo año, el Club de Talca lo premiara con honores. Lautaro Mardones falleció el 28 de julio de 2014, a la edad de 96 años.

Comparte esta entradaShare on Facebook