Universidad de Talca

Jenaro Gajardo Vera

El chileno que registró la  propiedad de la Luna

 

Jenaro Gajardo Vera nació en Traiguén, Provincia de Malleco el 18 de noviembre de 1919, estudió leyes en la Universidad de Chile. Luego de egresar de la carrera de Derecho se trasladó a Talca en 1951 a ejercer su profesión, en esta ciudad tenía buenos amigos y algunos parientes que lo  acogieron.

El  abogado, poeta y pintor formó parte del grupo “Coalma”, creado en 1955, junto a Mario Poblete Oyarzún y Osvaldo Moreno donde desarrolla sus inquietudes intelectuales. Juntos realizaron publicaciones literarias y periodísticas en el diario La Mañana. Para hacerlo más atractivo crearon la primera Sociedad Telescópica Interplanetaria de Latinoamérica,  de la cual fue su presidente.

El grupo se reunía en la trastienda de librería Cervantes de Talca, entre los que destacaban Osvaldo Aguilera Díaz, profesor de Francés del Liceo de Hombres; José Miguel Cruz, escultor y director de Museo Municipal; Mario Poblete Oyarzún, profesor y concertista en piano, e incluso una vez asistió el Obispo de Talca, Manuel Larraín Errázuriz, según menciona Gajardo al diario La Nación, el 13 de octubre de 1968.

El propio Jenaro Gajardo en el diario La Tercera, el 15 de marzo de 1969, dice: “Para afianzar el prestigio del grupo, a la vez que darle fama, decidí inscribir el satélite lunar a mi nombre. Hice todo el papeleo legal correspondiente, y cumplí con todos los requisitos que exige el artículo 58 del Conservador de Bienes Raíces de nuestro país”.  Jenaro se presentó ante el notario César Jiménez Fuenzalida y pidió que se dejara constancia de su declaración como dueño de la luna. El 25 de septiembre de 1954 registró la propiedad que continuaría a su nombre hasta su muerte ocurrida el 3 de mayo de 1998 cuando heredó el satélite a toda la humanidad.

De acuerdo la normativa chilena, efectuó tres publicaciones en el Diario  Oficial de Chile, dando la oportunidad de impugnar la solicitud. El documento que presentó decía textualmente lo siguiente: “Jenaro Gajardo Vera, abogado, es dueño, desde antes del año 1857, uniendo su posesión a la de sus antecesores, del astro, satélite único de la Tierra, de un diámetro de 3.475.00 kilómetros, denominada LUNA, y cuyos deslindes por ser esferoidal son: Norte, Sur, Oriente y Poniente, espacio sideral. Fija su domicilio en calle 1 Oriente 1270 y su estado civil es soltero. Jenaro Gajardo Vera  Carné 1.487.45-K Ñuñoa Talca, 25 de Septiembre de 1954”.

Sin embargo, la versión más conocida de por qué Gajardo inscribió la Luna, apunta a su deseo de incorporarse al Club Talca, agrupación de gran prestigio social y económico de la ciudad, la que tenía como requisito acreditar una propiedad. Al no poseerla, Gajardo inscribió la Luna a su nombre y de esta manera pudo alcanzar su objetivo.

Antes que el hombre llegara a la Luna en 1969, el presidente de los Estados Unido Richard Nixon solicitó permiso a Gajardo para que los astronautas Edwin Aldrin, Michael Collins y Neil Armstrong pudieran descender del Apolo XI a lo que el talquino contestó, “En nombre de Jefferson, de Washington y del gran poeta Walt Whitman, autorizo el descenso de Aldrin, Collins y Armstrong en el satélite lunar que me pertenece, y lo que más me interesa no es sólo un feliz descenso de los astronautas, de esos valientes, sino también un feliz regreso a su patria. Gracias, señor Presidente”.

El abogado Gajardo Vera fue el sexto de nueve hermanos. Casado tres veces y padre de cuatro hijos fue un hombre soñador, que además de las leyes practicó la música, la pintura y las letras publicando tres libros: EL zapatero silencioso (Cuento), Copas de Fuego (poesía) y Algunas cosas sencillas (ensayo). Gajardo falleció en Rocas de Santo Domingo a los 79 años.

Comparte esta entradaShare on Facebook