Universidad de Talca

Hospital Regional de Talca

220 años de historia

El Hospital Regional de Talca es una de las instituciones más antiguas de la región.

El médico Alejandro Peña en su artículo “Historia del Hospital Regional de Talca, a 200 años de su fundación (1799 – 1999)” escribió que su construcción se remonta a 1796 por iniciativa de los hermanos Cruz Bahamonde asesorados por el arquitecto Toesca, y fue construido en la calle 2 sur con 4 oriente. Es inaugurado como “Hospital San Juan de Dios” en el año 1799 y recibe el reconocimiento oficial de la corona española el 18 de julio de 1803. Fue dirigido por los religiosos de San Juan de Dios y su administrador era Augusto Rencoret.

Si bien la fundación del hospital se realizó hacia fines del siglo XVIII, Gustavo Opazo Maturana en “Historia de Talca 1742-1942” señalaba que ya en 1764 el cabildo había tratado el tema, pero no habría llegado a determinación alguna.

Armando de Ramón en el artículo “Un progreso interrumpido: El caso de Talca durante la segunda mitad del siglo XIX” describía que este primer hospital contaba con servicios de botiquín, capilla y dos pisos, el inferior para damas y el superior para varones.

En esos comienzos el hospital no contaba con los servicios más óptimos, situación que se complicó aún más con los desastres provocados por la guerra de la independencia.

El terremoto de 1835 destruyó una parte del hospital, luego de 5 años pudo ser reconstruido ese sector.

En 1854 llegaron las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, quienes estuvieron al servicio del hospital hasta la segunda mitad del siglo XX.

En 1873 la viruela golpeó la ciudad y el hospital no contaba con los medios suficientes, la falta de espacio repercutía limitando la capacidad asistencial. La tuberculosis y disentería eran las enfermedades que más muertes provocaban en el siglo XIX. Producto de esta lamentable situación, se decide construir un nuevo hospital, el cual fue inaugurado en 1886 como “Hospital Salvador”.

El historiador Gonzalo Olmedo señalaba su obra “Talca, París y Londres, resabios de un pasado esplendoroso” que en 1874 estaba ya funcionando el servicio de agua potable en el hospital, a través de la instalación de pilones. Aunque en la actualidad nos parezca algo básico, fue sin lugar a dudas un gran avance en la modernización de las técnicas sanitarias.

El nuevo hospital fue construido donde se encuentra el actual Hospital Regional. Contaba con pabellones que albergaban 50 o más usuarios, y sus cuidados estaban a cargo de las Hermanas de la Caridad. El hospital fue construido con gruesos murallones de adobe.

El historiador Abel Cortéz nos aproxima en su libro “Talca en 1910, una sociedad Provincial en el Centenario Nacional” a la realidad de la mortalidad infantil: “De las 7.361 defunciones registradas en el Hospital de la ciudad entre el 1 de enero de 1894 y el 1 de enero de 1897, sólo 3.477 fueron individuos mayores de 7 años, y las 3.884 restantes correspondían a niños menores a esa edad. La causa estaría, según el médico Juan Manuel Salamanca, en las costumbres y hábitos sociales tradicionales y, por tanto, en la ausencia de conocimientos de higiene moderna”.

Avanzando en estas temáticas, en 1926 se abre el Servicio de Cirugía Infantil y en 1928 se habilita el Servicio de Radiología y Radioterapia.

En 1956 se realizó un congreso de cirujanos en el hospital, y en esa ocasión se decide por unanimidad que la institución debía llevar el nombre de César Garavagno Burotto, en memoria del reconocido cirujano que trabajó para la institución durante toda la primera mitad del siglo XX.

La directiva del hospital estuvo encabezada entre 1966 y 1970 por Enrique Mercadal, quien se preocupó de modernizar la institución, creando entre otras cosas, la Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI).

Alejandro Peña identificó 3 principales problemas a los cuales el hospital se ha enfrentado históricamente: falta de recursos, terremotos y epidemias.

El crecimiento del hospital ha sido progresivo y sus necesidades se ven justificadas en el crecimiento demográfico. Por ejemplo, en 1942 trabajaban 19 médicos, en 1970 había 55 y en el año 1999 el hospital se desempeñaba con 1263 funcionarios, 159 médicos y 193 profesionales no médicos.

La última gran transformación del hospital –mantenida en la actualidad- fue producto del terremoto de 2010, que destruyó casi la totalidad del edificio. Así, el mismo año comenzaba la construcción del nuevo edificio, para el cual fueron invertidos 110 mil millones de pesos. Actualmente tiene 9 pisos y 80 mil metros cuadrados construidos.

Comparte esta entradaShare on Facebook