Universidad de Talca

Francisco Hederra Concha (1863 – 1944)

Francisco Hederra Concha (1863-1944). Nació en la ciudad de Talca en 1863, realizó estudios de humanidades en el Liceo de Talca, actual Liceo Abate Molina de Talca. Terminada las humanidades se fue a Santiago a la Escuela de Medicina, desde donde enviaba sus escritos, crónicas, versos y breves cuentos, a diario regionales. Desde su titulación en 1889 se ocupó de su ejercicio de su profesión y en la enseñanza como como profesor de Historia del Liceo de Talca y como Vicerrector en 1891. Posteriormente, en 1895, viaja a Europa donde se especializa en Pediatría.

Su pensamiento y creación lo llevó a publicar novelas, dramas y relatos humorísticos chilenos. En el año 1910 publica su primer libro, El Tapete Verde, novela de costumbres talquinas, produjo un gran revuelo en nuestro medio social, por sentirse algunas personas directamente aludidas con el relato. En 1912, publica dos obras dramáticas de cuatro actos: Vencido y Gregorito, cuyo volumen se adjudicó el Primer Premio en el Certamen del Consejo Superior de Letras y Música, según se registra en la edición del mismo libro. Continúa, un año más tarde, con la obra dramática Gané! Gané!; le sigue, en 1913, una colección de cuentos criollos titulados Ánima Nostra. Cuatro años después, publica la comedia Los Sacrificados en un mismo volumen con la obra teatral Estilo Moderno y Five O’Clock Tea. Al año siguiente, para llamar la atención en lo social y describir costumbres de la época, saca a la luz la novela Así se vive. En el año 1927, publica la novela: La Señorita Adriana Alvarez de Toledo y Ruiz Tagle y a ésta sigue la publicación de Crónicas y Anécdotas Talquinas, serie de episodios históricos, así como la descripción de connotados lugares y construcciones emblemáticas del siglo XIX pertenecientes a la ciudad de Talca, donde deja de manifiesto su interés por la tradición local. Con una de sus últimas publicaciones obtuvo un premio municipal al tratar sobre la vida de Don Juan Ignacio Molina, con motivo del centenario del fallecimiento del naturalista.

Uno de sus cuentos, Pascualito, fue parte de la antología de cuentos compilados por Abelardo Clariana y editado por Zig-Zag en 1957. Posteriormente, el relato del loro Pascualito fue reproducido en Diario El Sur de la ciudad de Concepción el 25 de marzo de 1962. Pero su relación con los medios escritos tuvo lugar desde mucho antes. Durante casi cincuenta años cultivó el periodismo como redactor del diario talquino La Mañana, en donde publicó artículos sobre temas históricos, estéticos y relatos de costumbres. El mismo diario, que a su fallecimiento, le dedicara una portada, el día domingo 29 de octubre de 1944, dando homenaje a su trayectoria en la literatura chilena.

Comparte esta entradaShare on Facebook