Universidad de Talca

Feria Internacional de Talca, FITAL

slide-fital

 

La feria exposición nació en marzo de 1963, con una muestra  económica de relevancia para la región y el país.  La feria exposición dura 15 días en una extensión de  90 mil metros cuadrados.

La producción  local tradicional expone muestras industriales en muebles metálicos, aceites comestibles, la industria del fósforo, fabricación del papel, sumando la industria cervecera, de chocolates, galletas, etc.  La asistencia de Curicó y Linares es expresión de la integración económica de las cuatro provincias.

La apertura del paso internacional Pehuenche en 1961 reforzó la idea de crear una feria de alcance internacional.  Así, se gestionaron nexos con las ciudades argentinas de Malargüe, San Rafael y General Alvear que son complementarias con las provincias chilenas de Curicó, Talca, Linares. Con el tiempo se sumaron otros países.

El primer presidente de la Feria Internacional de Talca fue Enrique Cortés Donoso, principal ejecutivo de la Asociación Agrícola Central.  Un gran impulsor a la gestión fue el intendente de la época José Escobar Puccio.

Los organismos de la producción lograron que la Asociación Agrícola Central cediera sus terrenos ubicados juntos al Estadio Fiscal, que se encontraban  en abandono. Demandó orden y limpieza, dotación de energía eléctrica y construcciones para expositores ganaderos. Se diseñó el plano con las avenidas centrales del terreno y la ubicación de los stands que darían vida a la Fital. La obra fue diseñada y ejecutada por el ingeniero Jorge Barros Hernandez.

En algunas inauguraciones anuales han estado presentes algunos presidentes de la República.

Los stands de maquinaria vitivinícola de procedencia italiana son llamativos para el sector vinicultor, al igual que los tractores Ford. Algunas de las empresas que han marcado presencia son Aceitera Concha Barros, Forestal Copihue, Fundición Cruz, Banco del Estado, Concreto Vibrado de Raúl Alvarado, Eléctrica Rural, los antiguos Paños Tomé, sumando los stands de empresas argentinas de San Rafael y Mendoza.

La organización presenta además diferentes alternativas de comercio que incluye a toda la familia, como show artísticos al aire libre, juegos infantiles, degustación de distintos tipos de restorantes y artesanía.

Uno de los stands más llamativos fue montado en la 2ª feria,  cuando  la empresa  Reifschneider y Cía., presentó una muestra de  cámaras fotográficas y máquinas automáticas de fotografía “Polaroid Land”, cuyo revelado se estaba listo en 10 minutos.

En 1975 el país se sometió al proceso de división provincial y esta zona pasó a llamarse Región. De este modo, cambió el nombre a Feria Exposición Internacional de la Región del Maule, y aún conserva la sigla FITAL. Hoy la marca es Feria Internacional del Maule.

En su organización  participa la Asociación de Industriales del Centro (Asicent),  Asociación Agrícola Central,  la Cámara de Comercio y la Asociación de Comerciantes Minoristas.

Comparte esta entradaShare on Facebook