Universidad de Talca

Fábrica de chocolates CALAF

slide-calaf

Los orígenes de la fábrica Calaf, se remontan a enero de 1898, cuando Miguel Palet Respaill instaló la pastelería La Palma, alcanzando gran éxito que luego abrió sucursales en Santiago y Concepción.

Con la demanda de trabajo que le ocasionó la pastelería a Miguel Palet, que decide traer a su sobrino Esteban Calaf Palet desde España (Cataluña) en 1915, como apoyo en la empresa. Luego de algunos años, Miguel Palet  vende la pastelería a su sobrino  y se traslada a Santiago.

En 1926, Esteban junto a su hermano Enrique, crean la fábrica de caramelos bajo el nombre de Calaf Hermanos & Cía., llegando a ser considerada en el país como una importante fábrica tanto el resultado económico como en la elaboración de productos tradicionales como chocolates, caramelos, calugas, barras rellenas y bombones con origen talquino. En 1936 amplio sus dependencias y se instalan en la calle 4 Oriente 831, lugar que por siete décadas  funcionó la fábrica.

Los dueños de la fábrica Calaf también crearon la pastelería Palet, que contaba con un salón de té y ambiente musical en vivo todos los fines de semana. En su costado poniente fundaron el Teatro Palet, generando influencia cultural en la ciudad. Es así como se desarrolló un punto tradicional de encuentros sociales para los talquinos, con gran apogeo en las décadas del 50 y 60.

Su ubicación privilegiada, en 1 Sur esquina 2 Oriente, a una cuadra de la plaza de armas, fue un lugar muy frecuentado por la sociedad talquina, siendo considerado un centro de reuniones sociales, que se transformó en un tradicional lugar para la familia.

El auge económico e industrial de los hermanos Calaf los llevó a  crear otras empresas vinculadas con la producción de la fábrica Calaf. Se pueden mencionar la Planta Confitera Talca-Chile, Planta Agroindustria Talca-Chile, Planta Confitera Buenos Aires-Argentina, Planta Galletera Santiago-Chile y Comercializadora Lima-Perú.

La fábrica Calaf en su momento de mayor producción llegó a tener 700 trabajadores y producía 500 toneladas al año, entre ellos los tradicionales  Sunny, Safari, Goyak, Ricolate, etc. Calaf.

En el periodo del gobierno de la Unidad Popular, la empresa fue intervenida por sus trabajadores y devuelta a sus dueños en enero de 1974.

El aumento del mercado competitivo llevó a los hermanos Calaf a buscar un socio estratégico para hacer frente a la competencia  de Costa, Nestlé y Arcor que le habían restado influencias en el mercado. Finalmente vendieron la fábrica.

La empresa Foods filial de CCU compró la fábrica Calaf en 2004, y junto a eso, traslada las instalaciones de la fábrica que por décadas funcionó en calle 4 Oriente, a un lugar más amplio a un costado de la panamericana sur.

En el 2015 la planta Calaf es nuevamente vendida y la compra Carozzi. Las instalaciones ubicadas en la cuidad de Talca no fueron contempladas en las negociaciones, obligando a cerrar sus dependencias en esta ciudad el día 31 de agosto de 2016.

Los productos tradicionales de Calaf como Sunny, Duetto, InKat, o Malvachoc, entre otros, los seguirá fabricando Carozzi desde Viña del Mar.

Calaf hasta hoy es sinónimo de dulce tradición y en Talca, 119 años de historia.

Comparte esta entradaShare on Facebook