Conjunto Habitacional Manuel Larraín, Talca (1966)

slide manuel larrain


En sus funciones como arquitecto de la Corporación de la Vivienda (CORVI), Hugo Hartard se encargó de llevar adelante el Conjunto Habitacional Manuel Larraín en 1966, obra que en su momento representó –para una pequeña superficie de terreno periférico de la ciudad– el reemplazo de un urbanismo clásico por uno moderno, donde bloques con densidad habitacional liberaban y configuraban un espacio público generoso, continuo, rítmico y de superficie predominantemente natural.

El conjunto está basado en un módulo habitacional de cuatro plantas de altura con dos departamentos separados por una escalera central en cada una de las mencionadas plantas. Cada departamento contaba con un living-comedor, cocina, una logia, un baño y dos dormitorios. A su vez, el emplazamiento de los bloques proyectaba un eje con sentido nororiente/surponiente, en el cual se inscribía una secuencia de volúmenes relacionados perpendicularmente, donde el volumen de un módulo de longitud siempre llevaba aparejado otro equivalente al doble de su longitud.

La sucesión de vínculos enmarcaba una serie de patios comunitarios abiertos simultáneamente hacia su entorno más inmediato. La configuración del conjunto, visto en planta, indica un patrón neoplástico que se replica en diversas escalas y facetas de la obra. La yuxtaposición de elementos formales básicos -cuadrados y rectángulos- tendía a organizarse naturalmente por medio de alineaciones y desplazamientos, aspecto que en gran medida caracterizó al influyente movimiento pictórico holandés, y que en esta obra talquina se manifiesta visualmente desde el criterio de emplazamiento hasta la ordenación de las fachadas, produciendo –a pesar de la autonomía de los volúmenes– un todo urdido y nutrido.

El Conjunto Habitacional Manuel Larraín sufrió daños estructurales durante el terremoto del año 2010. Estos fueron de tal gravedad, que en 2013 se debió proceder a demoler y posteriormente construir un nuevo conjunto con mayor capacidad habitacional pero de inferior calidad arquitectónica. La reconstrucción digital de la obra permite vivenciar los espacios de manera análoga a los de una realidad extinta.